5 características de una buena comunicación

Ser un excelente comunicador no solo puede ayudarlo en su carrera sino también en su vida diaria. Mejorar sus habilidades de comunicación puede conducir a relaciones más significativas, comprensión, éxito profesional y productividad. Poder comunicarse de manera eficiente en el lugar de trabajo garantiza que comprenda los miembros de su equipo y sus objetivos. También puede permitirle expresar sus necesidades y emociones profesionales.

Los empleadores a menudo prefieren candidatos que son comunicadores calificados. Saber qué habilidades comunicativas enumerar en su currículum, carta de presentación y entrevista de trabajo puede ayudarlo a obtener una ventaja en el proceso de solicitud.

Los comunicadores calificados a menudo comparten características que les permiten usar la comunicación escrita, verbal y no verbal de manera efectiva. Aquí hay una lista de cualidades que a menudo tienen los comunicadores exitosos:

La comunicación generalmente requiere que dos o más partes estén activas en la conversación. Escuchar a los demás puede ayudar a construir relaciones y garantizar la comprensión. Escuchar activamente cuando otros hablan o se comunican con usted puede demostrar que los respeta y le permite aprender más sobre el orador o el tema de la conversación.

Ser directo y claro con su comunicación puede asegurarse de transmitir adecuadamente sus intenciones. Por ejemplo, si está explicando un proceso a un nuevo empleado, ofrecer pasos claros y directos puede ayudarlos a aprender rápidamente. También es importante ser consciente de cuánto tiempo llevas cuando hablas con clientes y colegas. Si alguien parece ocupado, ser conciso te muestra que respeta su horario.

¿Qué características de la comunicación?

  • Comunicación bidireccional: la comunicación es un proceso de comprensión bidireccional entre dos o más personas; remitente y receptor. Una persona no puede comunicarse consigo misma.
  • Proceso continuo: los intercambios de ideas y la opinión entre las personas es un proceso continuo en el mundo empresarial y no comercial. La interacción continua promueve la comprensión y el intercambio de información relevante para la toma de decisiones.
  • Proceso dinámico: la comunicación entre remitente y receptor toma diferentes formas y medios dependiendo de sus estados de ánimo y comportamiento. Es, por lo tanto, un proceso dinámico que sigue cambiando en diferentes situaciones.
  • Permanente: la comunicación es una actividad generalizada. Se lleva a cabo en todos los niveles (arriba, medio, más bajo) en todas las áreas funcionales (producción, finanzas, personal, ventas, etc.) de una organización empresarial.
  • Dos personas: un mínimo de dos personas; El remitente y el receptor deben estar presentes para que se realice la comunicación. Puede ser entre superiores, subordinados y grupo de pares.
  • Intercambio: la comunicación implica el intercambio de ideas y opiniones. Las personas interactúan y desarrollan una comprensión del otro.
  • Comprensión mutua: la comunicación es efectiva cuando el remitente y el receptor desarrollan una comprensión mutua del sujeto. Los mensajes transmitidos deben ser entendidos por ambas partes.
  • Orientado a objetivos: la comunicación está orientada a objetivos. A menos que el receptor y el remitente conozcan el propósito, tienen la intención de lograr a través de la comunicación, tiene poca utilidad práctica.

Las personas se comunican entre sí de varias maneras que dependen del mensaje y su contexto en el que se envía. Elección del canal de comunicación y su estilo de comunicación también afectan la comunicación. Entonces, hay variedades de tipos de comunicación.

  • Comunicación bidireccional: la comunicación es un proceso de comprensión bidireccional entre dos o más personas; remitente y receptor. Una persona no puede comunicarse consigo misma.
  • Proceso continuo: los intercambios de ideas y la opinión entre las personas es un proceso continuo en el mundo empresarial y no comercial. La interacción continua promueve la comprensión y el intercambio de información relevante para la toma de decisiones.
  • Proceso dinámico: la comunicación entre remitente y receptor toma diferentes formas y medios dependiendo de sus estados de ánimo y comportamiento. Es, por lo tanto, un proceso dinámico que sigue cambiando en diferentes situaciones.
  • Permanente: la comunicación es una actividad generalizada. Se lleva a cabo en todos los niveles (arriba, medio, más bajo) en todas las áreas funcionales (producción, finanzas, personal, ventas, etc.) de una organización empresarial.
  • Dos personas: un mínimo de dos personas; El remitente y el receptor deben estar presentes para que se realice la comunicación. Puede ser entre superiores, subordinados y grupo de pares.
  • Intercambio: la comunicación implica el intercambio de ideas y opiniones. Las personas interactúan y desarrollan una comprensión del otro.
  • Comprensión mutua: la comunicación es efectiva cuando el remitente y el receptor desarrollan una comprensión mutua del sujeto. Los mensajes transmitidos deben ser entendidos por ambas partes.
  • Orientado a objetivos: la comunicación está orientada a objetivos. A menos que el receptor y el remitente conozcan el propósito, tienen la intención de lograr a través de la comunicación, tiene poca utilidad práctica.
  • Comunicación no verbal
  • La comunicación verbal se refiere a la forma de comunicación en la que un mensaje se transmite verbalmente. La comunicación se realiza de boca en boca y una escritura.

    ¿Qué es tener una buena comunicación?

    Si los niños viven con críticas, aprenden a condenar… Si los niños viven con honestidad, aprenden a ser honestos… Si los niños viven con amabilidad y consideración, aprenden respeto. Dorothy Law Nolt

    La comunicación es el proceso que le permite transmitir información.

    Comunicarse de manera efectiva significa saber cómo expresarse en cada situación con cualquier interlocutor tanto en un nivel verbal como no verbal (expresiones faciales, voz y postura), de manera clara y consistente con su propio estado de ánimo.

    Comunicarse de manera efectiva significa asegurarse de que el mensaje que yo (emisor) quiero comunicar con el otro (recibir) llega para que podamos entendernos, recordando que puede haber un «ruido de fondo», es decir, puede haber interferencia externa (verdadero Y su propio ruido, línea telefónica perturbada, etc.) que las internas (emociones, pensamientos que interfieren con la expresión o la comprensión del mensaje).

    Por lo tanto, es necesario mantener en gran consideración la señal de retorno que recibo en el otro, la retroalimentación y eso es: escuchar palabras y observación de expresiones faciales, voz, postura y palabras, para verificar si mi mensaje ha llegado

    • emisor: quién emite el mensaje
    • Receptor: al que está destinado el mensaje
    • Mensaje: lo que comunicas
    • Canal: el vehículo a través del cual nos comunicamos
    • Código: La forma, el idioma con el que se comunica

    ¿Qué es una buena comunicación?

    Un modelo de comunicación generalmente involucra a un remitente, un receptor y un mensaje (verbal o no verbal) que está codificado por el remitente y decodificado por el receptor.

    También incluye comentarios, la respuesta del receptor al mensaje, así como el ruido, que es cualquier cosa que pueda interrumpir la comunicación.

    La codificación se refiere al remitente que transforma los pensamientos en mensajes comunicables. El receptor interpreta lo que recibe como mensaje, ambas partes verbales y no verbales. Aunque esto parece simple en teoría, como se puede imaginar que sucede mucho en el medio y ningún mensaje se decodifica sin sesgo.

    La forma en que decodificamos un mensaje nunca es la realidad objetiva. Todos tenemos nuestros propios filtros y estilos explicativos que crean la imagen del mundo tal como la vemos.

    Lo que hace que el proceso de comunicación sea aún más complejo es el hecho de que el mensaje del remitente casi nunca es información objetiva.

    “Hablamos no solo para decirle a otras personas lo que pensamos, sino para decirnos lo que pensamos. El discurso es parte del pensamiento «.

    En su modelo de comunicación de cuatro lados, Friedemann Schulz von Thun (1981) señala que cada mensaje tiene cuatro facetas:

    • Hecho: lo que informo sobre (datos, hechos, declaraciones);
    • Revalación de autocuración: lo que revelo sobre mí (información sobre el remitente);
    • Relación: lo que pienso sobre ti (información sobre cómo nos llevamos bien);
    • Apelación: Lo que quiero hacerte hacer (un intento de influir en el receptor).

    ¿Como debe ser una buena comunicación?

    Sí, exactamente, no es usted quien habla para definir si su comunicación es efectiva o no, sino que lo escucha. Aquellos que escuchan establecen si la comunicación es efectiva, es decir, si él ha entendido y lo que él entendió lo que hemos tratado de expresar, ¡no del orador!

    Comunicarse correctamente le permite saber cómo expresarse con cualquier interlocutor tanto en un nivel verbal como no verbal, de manera clara y consistente con su estado de ánimo.

    Buena comunicación que transmite el mensaje de la manera correcta debe ser:

    1 completo
    Es necesario que esté completo. Debe contener toda la información necesaria para que el destinatario evalúe una situación o que resuelva un problema. Proporcionar toda la información de manera efectiva, le permite al destinatario no hacer preguntas, no tener dudas y comprender mejor. 2 conciso
    Significa no agregar detalles innecesarios y redundantes al mensaje. Permite al destinatario centrarse en la información esencial, sin perder recursos en la selección y filtración de información útil de lo que son menos. Un mensaje corto no siempre es conciso, por el contrario, puede contener información irrelevante y, por lo tanto, puede no ser efectivo. 3 concreto
    Comunicar concretamente significa responder preguntas a tiempo. La concreción aumenta la efectividad de la comunicación, ya que permite al destinatario comprender el mensaje de una manera más circunstancial y completa. Aquellos que hablan de manera abstracta no son claros y efectivos con todos, induce al destinatario a tener que imaginar situaciones concretas, sin tener certeza de que sus intuiciones son correctas.

    ¿Qué es lo más importante en la comunicación?

    Peter Drucker es, según Les Echos, el «Papa de la gestión moderna». Presentó la gerencia por objetivos como «(…) un principio de liderazgo que da rienda suelta a la energía y la responsabilidad individuales, (…) y que armoniza los intereses personales y el bien común».

    A menudo hablaba sobre la importancia de la comunicación como herramienta de gestión, pero ¿qué queremos decir con su declaración «comunicar es escuchar lo que no se dice»?

    La comunicación se entiende con demasiada frecuencia como un modo de expresión simple frente a uno o varias audiencias objetivo, pero la comunicación es mucho más que eso: la expresión es solo la cara visible y audible de la comunicación.

    • Escuche y comprenda las expectativas y barreras de su audiencia
    • Identificar sus influencias y códigos
    • Convencer al intercambiar para crear adhesión
    • Escanear a su audiencia y encontrar a sus seguidores

    La gerencia siempre se verá reforzada por una comunicación efectiva, pero ¿cómo debería comunicarse un gerente para garantizar el impacto? Algunas reglas simples que los profesionales de la comunicación lo ayudarán a seguir:

    La comunicación del gerente seguirá estas reglas, si quiere liberar energías, alinear los intereses individuales y crear dinámicas. «Escuchar lo que no se dice» e intercambiar con su audiencia (sus equipos) será la garantía de su éxito. Hay una clave para esto: preparación.

    Cualquier comunicación exitosa comienza creando contacto escuchando a su público para conocerlos.

    ¿Qué es lo más importante de la comunicación?

    Muchas personas no se dan cuenta de que casi todas las facetas de nuestra personalidad se revelan a través de nuestra apariencia, lenguaje corporal, gestos, expresiones faciales, comportamiento, postura y movimientos.
    El impacto verbal de la comunicación solo representa el 7% de su mensaje general. La mayor parte de la comunicación aparece en nuestra apariencia y lenguaje corporal, que comprende el 55%. El tono, la velocidad y la inflexión de nuestra voz constituyen el 38%restante.

    Por lo tanto, la comunicación no verbal sirve como la forma de comunicación más poderosa. Los mejores comunicadores son sensibles al poder de las emociones y pensamientos comunicados de manera no verbal.

    En mi opinión, la importancia de la comunicación verbal versus no verbal se puede ilustrar con respecto a sentarse para una entrevista de trabajo. Aquí, los candidatos pueden tender a basarse enormemente en su comunicación no verbal, donde mucho puede revelarse más de las palabras habladas de uno. Los empleadores realmente confían en tales señales de comunicación para obtener una idea de la actitud, las perspectivas, los intereses, la actitud y el enfoque de uno. Las señales no verbales positivas son más cruciales aquí. Esto incluye:

    1. Mantener un buen contacto visual con el entrevistador durante unos segundos a la vez.
    2. Sonriendo y asintiendo en los momentos apropiados cuando el entrevistador está hablando.
    3. Mantener los pies en el piso y la espalda contra la parte baja de la silla.
    4. inclinándose un poco hacia el entrevistador para que parezca interesado y comprometido.

    ¿Qué es lo más importante en la comunicación humana?

    Cuando las personas hablan de personas exitosas, otros comúnmente especulan cómo lograron ese éxito. Quizás eran inteligentes. Eran innovadores. Tenían las conexiones correctas o la idea correcta en el momento correcto. Tal vez fueron simplemente afortunados. Sin embargo, una de las descripciones más comunes de un individuo exitoso es que son «grandes comunicadores».

    En las negociaciones de Shapiro, hablamos mucho sobre el desarrollo de la capacidad de comunicarse e incluso ofrecer capacitación en comunicación. Podemos mostrarle a usted (y a su equipo) cómo ser un mejor negociador, un mejor vendedor, un mejor comunicador. Pero, ¿qué implica realmente la gran comunicación? ¿Qué habilidades implican comunicarse de manera clara y efectiva con alguien, particularmente con aquellos que pueden no querer escuchar lo que tiene que decir?

    En la siguiente publicación, analizaremos varias habilidades importantes que SNI puede ayudarlo a usted y a su equipo a desarrollar sus comunicaciones, tanto interna como externamente.

    Podría decirse que la habilidad más importante para adquirir cuando está aprendiendo cómo comunicarse bien es cómo ser un buen oyente. Y, sin embargo, algunas personas simplemente se niegan a hacerlo. Las personas se centran tan intensamente en ser escuchadas y entendidas que simplemente son incapaces de entender a cualquier otra persona. La mayoría de las personas esperan su turno para hablar en lugar de escuchar realmente.

    En palabras de James Cash Penney, fundador de la conocida cadena J. C. Penney de los grandes almacenes, «El arte de una escucha efectiva es esencial para la comunicación clara, y la comunicación clara es necesaria para el éxito de la gerencia». El primer paso en la comunicación es que ambas partes hablen el mismo idioma. Para hacer eso, debe poder escuchar y comprender lo que dice la otra persona. Cualquier otra cosa es solo dos extraños que bien podrían estar gritando tonterías el uno al otro, a pesar de todo lo bueno que hará.

    Artículos Relacionados:

    Más posts relacionados:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *