Los objetivos de una entrevista de trabajo: Qué busca el reclutador y cómo prepararte

Una entrevista es una interacción cara a cara entre el entrevistador y el entrevistado. En el lenguaje común, la palabra «entrevista» se refiere a una conversación individual con una persona que actúa en el papel del entrevistador y la otra en el papel del entrevistado. Una entrevista se basa en la conversación en profundidad que investiga las áreas de información que no se pueden obtener mediante otros pasos de un proceso de selección.

  • La entrevista ayuda a verificar la calidad y la precisión de la información obtenida a través de formularios de solicitud.
  • Ayuda a obtener información adicional de los candidatos según lo requerido por el trabajo, de lo contrario no está disponible.
  • Ayuda a proporcionar información general al candidato sobre las políticas de la empresa, los trabajos, los productos fabricados, etc.
  • Ayuda a establecer la comprensión mutua entre la empresa y los candidatos.
  • Ayuda a mejorar la imagen y la reputación de la empresa entre los candidatos.

Las entrevistas también pueden guiarse por diferentes enfoques de la psicología. Algunos ven entrevistas desde una perspectiva de percepción social. Desde esta perspectiva, la entrevista se ve como una experiencia subjetiva para todas las partes involucradas.

La entrevista proporciona una solución a un problema específico. En una entrevista, el entrevistador y el entrevistado intercambian sus ideas, opiniones, sentimientos, actitud y percepción hacia el tema y, por lo tanto, la solución del problema se vuelve fácil de encontrar.

¿Cuál es el objetivo principal de la entrevista?

  • Seleccione un candidato capaz de ingresar al equipo y a la compañía

Este es el último paso antes de su contratación y su objetivo es conseguir el trabajo.

  • Seleccione un candidato capaz de ingresar al equipo y a la compañía
  • Discutir y desarrollar los elementos de su aplicación
  • Recopilar información sobre el puesto y la empresa
  • Demuestra tu motivación
  • Convencer a tu interlocutor de que eres el candidato ideal
  • Se asegura de que el puesto y la empresa cumplan con sus expectativas
  • Durante una entrevista, tiene miedo de no ser seleccionado, pero dígase a sí mismo que los reclutadores tienen sus propias preocupaciones (cometen un error de reclutamiento, no encuentre a nadie, etc.). Considere la entrevista como un momento de intercambio y comunicación en el que tendrá la posibilidad, por un lado, para asegurarse de que la posición corresponde bien a sus expectativas y, por otro lado, para convencer a sus interlocutores de que usted es el candidato ideal. ¡Los reclutadores solo están esperando eso! Recuerde que si lo han convocado para una entrevista, es que su solicitud les interesa. Posicionarse como profesional y no dude en hacer preguntas durante la entrevista. Cuanto más se indique su grado de interés e preguntas sobre el puesto y la empresa, más se destacará su motivación, sus conocimientos y sus habilidades.

    Los reclutadores a veces comienzan su proceso de reclutamiento con una entrevista telefónica. Tan pronto como aparezca su número de teléfono en sus herramientas de aplicación, pueden llamarlo en cualquier momento. ¡Cuidado con tu anuncio de correo electrónico! Si no está en un entorno apropiado, no dude en explicarlo y ofrecer recordar en un momento más oportuno. Sonríe siempre (¡por teléfono se puede escuchar!), Tenga su aplicación frente a usted y manténgase consistente.

    Es el mantenimiento más común y quizás el más fácil. Se enfrenta a un solo interlocutor (jerárquico superior, gerente de recursos humanos, etc.) y la única recomendación es ingresar al intercambio con él mientras responde con precisión las preguntas que se le preguntan. Si tiene que conocer a varios interlocutores sucesivamente, haga que sus entrevistas transmitan las mismas motivaciones y la misma imagen de usted.

    ¿Cuál es el objetivo de la entrevista de opinión?

    Es difícil prepararse para una entrevista de opinión porque en este tipo de entrevista no hay preguntas «estándar». Por ejemplo, las preguntas de opinión para hacer el personal de servicio son diferentes de las preguntas para la gestión corporativa. Del mismo modo, las preguntas de opinión para hacerle a los estudiantes pueden ser diferentes de las preguntas que se hacen a los profesores. Los entrevistadores representan una variedad de consultas diseñadas para aprender sobre usted y la forma en que piensas. La buena noticia de que la mayoría de las entrevistas no están completamente centradas en el enfoque de opinión, y con un poco de creatividad, puede usar este formato para su ventaja.

    Algunas preguntas de opinión pueden tratar de medir dónde se encuentra en temas en el lugar de trabajo o en su industria. Estas preguntas requieren una respuesta medida que exhiba su previsión. Una pregunta como: «¿A dónde ves que nuestra industria se dirige en los próximos 10 años?» Requiere una respuesta que demuestre su conciencia y conocimiento de las tendencias y eventos actuales relacionados con el negocio. En este caso, una buena respuesta podría ser: «Creo que los avances tecnológicos nos permitirán expandir nuestro alcance a más mercados, aunque creo que un enfoque continuo en mejorar la experiencia del cliente es lo que finalmente sostendrá a la industria». Harvard Business Review recomienda ser discreto y honesto en sus respuestas, incluso cuando no esté de acuerdo con su entrevistador.

    Un enfoque de entrevista de opinión común podría plantear: «¿Qué harías?» Preguntas para tener una idea de cómo se comportaría en un escenario determinado. Glassdoor sugiere que este es el momento ideal para dejar que sus habilidades de resolución de problemas brille. Las preguntas no siempre están relacionadas con el trabajo, aunque a menudo es aconsejable responder de una manera que se correlacione con elementos clave de su profesión si puede. Por ejemplo, la entrevista podría preguntar: «¿Qué haría si ganara un millón de dólares?» En lugar de decir: «¡Dejaría mi trabajo en un minuto!» Debes considerar decir algo más apropiado como: «Me encantaría tomar unas vacaciones en el extranjero, y aunque ese tipo de dinero podría permitirme retirarte unos años antes, no creo que pueda renunciar a mi vida profesional».

    Una entrevista de opinión esotérica a menudo profundiza en preguntas relacionadas con cómo se ve a sí mismo y cómo cree que otros lo ven. Su entrevista podría preguntar cómo le describiría su mejor amigo, o si fuera un animal, qué tipo de animal sería. Sea honesto, pero astuto en cómo responde. Por ejemplo, podría decir: «Espero que mi mejor amigo me describiera como confiable y honesto», o «si fuera un animal, me gustaría ser un pájaro para poder visitar lugares lejanos y regresar a casa tan rápido . » Estas respuestas te presentan como alguien con los pies en la tierra que también tiene un sentido de aventura y está listo para asumir desafíos.

    ¿Cuáles son los objetivos de una entrevista estructurada?

    Una entrevista estructurada es un método estandarizado para investigar a los candidatos. Si bien el enfoque de cada compañía se verá ligeramente diferente, el proceso generalmente implica crear una lista de preguntas que se alineen con habilidades o cualidades específicas que desea que tenga el candidato ideal. Estas preguntas pueden evaluar las habilidades difíciles, las habilidades blandas, la alineación de valores o la cultura agregada; Y hará exactamente las mismas preguntas a cada candidato en el mismo orden. ¿Porque? Porque cuando todos los candidatos calificados responden el mismo conjunto de preguntas, comienzan en un campo de juego uniforme, y le resulta más fácil comparar sus respuestas entre sí, para elegir el candidato más calificado.

    Las entrevistas estructuradas también generalmente incluyen un cuadro de puntuación candidato que utiliza un método estandarizado para evaluar a los candidatos basados ​​en las preguntas que decide. Sin embargo, las entrevistas estructuradas van más allá de solo desarrollar preguntas y sistemas de puntuación. También requieren inversiones continuas adicionales, que incluyen:

    Las entrevistas estructuradas son críticas para su proceso de contratación. Si bien las entrevistas estructuradas requieren mucho trabajo, valen la pena la inversión debido a los beneficios que introducen en su proceso de contratación. Específicamente, entrevistas estructuradas:

    Las entrevistas estructuradas introducen más objetividad en su proceso de contratación, incluso cuando hay múltiples entrevistadores involucrados. Al crear una lista estandarizada de preguntas y métodos de evaluación, puede hacer comparaciones equitativas entre los candidatos porque ha dejado menos espacio para los sesgos comunes del entrevistador.

    Si no está seguro de lo que queremos decir, considere lo que sucede cuando un panel de entrevistas toma decisiones basadas en «sentimientos intestinales». Supongamos que tiene dos candidatos que están entrevistando para el mismo papel. Uno de ellos comparte los mismos pasatiempos, proviene de un entorno similar e incluso se graduó de la misma universidad que uno de los entrevistadores. Sin entrevistas estructuradas en su lugar, ¿adivina qué candidato probablemente obtenga el trabajo, sin duda de lo bien que desempeñaría el otro candidato en ese papel? Sí, adivinaste bien. Esto se llama sesgo de afinidad, también con frecuencia denominado sesgo de «similar a mí». Y es uno de los muchos que puede ingresar en el proceso de entrevista si no tiene una estructura para prevenirla.

    ¿Que se busca en una entrevista estructurada?

    La razón por la cual las empresas utilizan una forma formal de entrevistar a los candidatos es asegurarse de que encuentren a la persona adecuada para cada papel. Las preguntas se establecen en torno a las necesidades específicas de la empresa y los beneficios deseados que desempeñan el papel con el candidato adecuado. Cada candidato obtendrá el mismo conjunto de preguntas, y se compararán utilizando un sistema o escala de puntuación, por lo que el gerente de contratación puede decidir a quién llevar más lejos a la siguiente etapa del proceso de solicitud.

    Al contratar para un rol específico, los empleadores crearán una lista de características de candidato ideales como criterios establecidos. Esto incluirá las habilidades deseadas, la experiencia, los rasgos de personalidad y las habilidades interpersonales o técnicas que son imprescindibles para el negocio. Por supuesto, algunas de las preguntas serán las mismas para diferentes roles dentro de la empresa, ya que la cultura del negocio juega un papel importante en el proceso de contratación. Las prioridades de la compañía se reflejarán en cada pregunta de entrevista, como las relacionadas con las habilidades interpersonales o el trabajo en equipo.

    La razón principal por la que muchas empresas optan por este sistema es porque es fácil seguir el proceso y les da una forma estándar de evaluar a los candidatos. Cuando las empresas se centran en la transparencia en el lugar de trabajo, establecerán preguntas estructuradas de entrevistas para asegurarse de que la cultura, el género y otros sesgos no influyan en sus decisiones de contratación. Sin embargo, la razón más común por la que la mayoría de las empresas optan por este método es la gran cantidad de solicitantes que ingresan a la primera y segunda ronda, y la necesidad de una selección rápida.

    ¿Qué son los objetivos en una entrevista?

    Si bien los objetivos de una entrevista pueden variar según la compañía, el objetivo principal es contratar al candidato más adecuado para el puesto abierto. Para lograr este objetivo, los entrevistadores a menudo buscan candidatos que cumplan ciertos criterios que pueden ayudar a mejorar la fuerza laboral. Aquí hay algunos objetivos generales que los entrevistadores quieren lograr durante una entrevista para lograr los objetivos de la organización:

    Verificar los hechos proporcionados por el candidato en su currículum, carta de presentación y solicitud de empleo

    Proporcionar al candidato hechos generales y descripciones necesarias sobre el trabajo y la empresa

    Comprender la motivación y la intención del candidato de buscar un trabajo

    Preguntar sobre los objetivos profesionales del entrevistado y considerando cómo se alinea con el papel

    Obtener información adicional sobre las habilidades, la experiencia y el conocimiento del entrevistado

    Verificar la idoneidad del candidato para el trabajo en términos de su personalidad y actitud

    Las empresas pueden realizar entrevistas en múltiples formatos dependiendo de su objetivo final y la forma más efectiva de lograrlo. Debido a esto, puede encontrar una variedad de diferentes modos, estilos y formatos de preguntas de la entrevista mientras solicita empleos. Comprender por qué está siendo entrevistado de cierta manera puede ayudarlo a proporcionar respuestas más adecuadas que puedan cumplir con los objetivos de la entrevista. Aquí hay 14 formatos de entrevista comúnmente utilizados para probar posibles candidatos junto con sus objetivos subyacentes:

    Las entrevistas estructuradas implica el uso de los mismos métodos de entrevista para evaluar a los candidatos que solicitan el mismo trabajo. En este enfoque, cada entrevistado enfrenta exactamente las mismas preguntas en el mismo orden. Este es un método de investigación cuantitativa que los investigadores emplean comúnmente en encuestas para eliminar cualquier cuestionamiento sesgado que pueda obstaculizar el resultado. El objetivo es detectar a los candidatos que dan las mejores respuestas a todas o la mayoría de las preguntas.

    Artículos Relacionados:

    Más posts relacionados:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *