Pasos para evaluar y elegir las mejores alternativas

El proceso de evaluación del programa pasa por cuatro fases: planificación, implementación, finalización y difusión e informes) que complementan las fases del desarrollo e implementación del programa. Cada fase tiene problemas, métodos y procedimientos únicos. En esta sección, se discute cada una de las cuatro fases.

Las preguntas relevantes durante la planificación e implementación de la evaluación implican determinar la viabilidad de la evaluación, identificar a las partes interesadas y especificar objetivos a corto y largo plazo. Por ejemplo, ¿el programa tiene la claridad de los objetivos o la transparencia en sus métodos requeridos para la evaluación? ¿Qué criterios se utilizaron para determinar la necesidad del programa? Las preguntas formuladas durante la planificación de la evaluación también deben considerar el marco conceptual del programa o los fundamentos. Por ejemplo, ¿un programa de investigación participado en la comunidad propuesto se basa en «mejores prácticas» de otros programas, incluidas las características de las exitosas asociaciones de investigadores comunitarios? ¿El programa recopila información para garantizar que funcione en el contexto de la comunidad actual?

Definir e identificar a las partes interesadas es un componente significativo de la etapa de planificación. Las partes interesadas son personas u organizaciones que tienen interés en o podrían verse afectadas por la evaluación del programa. Pueden ser personas involucradas en operaciones del programa, personas atendidas o afectadas por el programa, o los principales usuarios de la evaluación. La inclusión de las partes interesadas en una evaluación no solo ayuda a generar apoyo para la evaluación, sino que también aumenta su credibilidad, proporciona un enfoque participativo y proporciona las múltiples perspectivas de participantes y socios (Rossi et al., 2004).

Las partes interesadas pueden incluir residentes de la comunidad, empresas, organizaciones comunitarias, escuelas, responsables políticos, legisladores, políticos, educadores, investigadores, medios de comunicación y el público. Por ejemplo, en la evaluación de un programa para aumentar el acceso a elecciones de alimentos saludables en las escuelas y cerca de las partes interesadas, las partes interesadas podrían incluir comerciantes de tiendas, juntas escolares, comisiones de zonificación, padres y estudiantes. Las partes interesadas constituyen un recurso importante para identificar las preguntas que una evaluación del programa debe considerar, seleccionar la metodología para ser utilizada, identificar fuentes de datos, interpretar hallazgos e implementar recomendaciones (CDC, 1999).

¿Cuáles son las fases del proceso de toma de decisiones?

Para tomar una decisión, es necesario tener tanta información como sea posible en cada una de las alternativas, incluida la que es posible elegir y sobre las consecuencias que cada uno de ellos podría involucrar en comparación con los objetivos establecidos. Con los datos recopilados como materia prima, el procesamiento correcto de la información le permite discernir mejor qué acción es mejor emprender.

Los resultados de la acción elegida generarán nuevos datos que se integrarán en las materias primas recopiladas para ser procesadas y traducidas en una nueva decisión en un ciclo de retroalimentación.

El proceso de selección entre diferentes alternativas para la realización de acciones relacionadas con cualquier función administrativa puede segmentarse en ocho fases:

  • Identificación de un problema: el primer paso en el proceso de toma de decisiones es haber detectado que hay una diferencia entre el estado actual de las cosas y el estado deseado. Esta discrepancia o problema presiona al gerente para que actúe, tanto debido a políticas organizacionales, plazos, crisis financieras, evaluaciones futuras de los servicios, entre otros ejemplos. Para que una situación se considere un problema, el gerente debe tener autoridad, dinero, información y todos los recursos necesarios para actuar. Si este no es el caso, nos enfrentamos a expectativas poco realistas.
  • Identifique los criterios de decisión: indique la guía o los métodos que serán relevantes para resolver el problema. Cada tomador de decisiones de la compañía tiene una serie de criterios que lo guían en su papel, y es importante saber qué criterios se tienen en cuenta y cuáles se omiten, ya que este último será irrelevante para el tomador de decisiones. 3.
  • Asigne pesos a los criterios: Dale la prioridad correcta a los criterios seleccionados en la fase anterior, ya que no todos tendrán la misma relevancia en el proceso final de toma de decisiones. Normalmente hay un criterio favorito, y el resto puede ser considerado comparándolos y evaluándolos en relación con el criterio favorito.
  • El desarrollo de alternativas: consiste en poder obtener y presentar todas las alternativas factibles que podrían resolver con éxito el problema.
  • El análisis de las alternativas: el tomador de decisiones de la compañía debe estudiar cuidadosamente las alternativas que se han propuesto. Las fortalezas y debilidades de cada criterio deben quedarse claras cuando se comparan con los criterios seleccionados y clasificados en la segunda y tercera fase. Si es cierto que algunas evaluaciones pueden abordar la objeción, debe estar claro que la mayoría de ellas son subjetivas debido a su valor de juicio de valor.
  • La selección de una alternativa: una vez que se han establecido y presentado todas las alternativas, y una vez que han sido evaluadas por la toma de decisiones de acuerdo con los criterios establecidos y prioritarios, es hora de elegir una sola alternativa: la mejor de las alternativas presentadas Según el procedimiento establecido.
  • La implementación de la alternativa: una vez que se ha completado el proceso de selección de la decisión a tomar, la implementación de la alternativa también es vital. El primer paso para implementar la decisión es comunicarla a las personas en cuestión y hacer que se comprometan. Esto es más fácil de obtener si las personas responsables de la implementación de una decisión están involucradas en el proceso. Estas decisiones se llevan a cabo a través de una planificación efectiva, organización y gestión.
  • Evalúe la efectividad de la decisión: finalmente, el resultado obtenido después de la decisión tomada y la solución adoptada debe evaluarse y si el problema ha sido correcto. Si esto persiste, será necesario examinar cuál de las fases anteriores estaba mal y tendrá que tomar una nueva decisión sobre la decisión inicial: ya sea descartarla por completo o recuperarla de manera diferente a una de las fases anteriores.

Los modelos se pueden usar para tomar ciertos tipos de decisiones para simplificar una realidad demasiado compleja. El objetivo es resaltar los aspectos más relevantes de la realidad para el análisis y, gracias al modelo, lograr una mejor comprensión y descripción de la realidad que representa. Los modelos se pueden clasificar en:

  • Identificación de un problema: el primer paso en el proceso de toma de decisiones es haber detectado que hay una diferencia entre el estado actual de las cosas y el estado deseado. Esta discrepancia o problema presiona al gerente para que actúe, tanto debido a políticas organizacionales, plazos, crisis financieras, evaluaciones futuras de los servicios, entre otros ejemplos. Para que una situación se considere un problema, el gerente debe tener autoridad, dinero, información y todos los recursos necesarios para actuar. Si este no es el caso, nos enfrentamos a expectativas poco realistas.
  • Identifique los criterios de decisión: indique la guía o los métodos que serán relevantes para resolver el problema. Cada tomador de decisiones de la compañía tiene una serie de criterios que lo guían en su papel, y es importante saber qué criterios se tienen en cuenta y cuáles se omiten, ya que este último será irrelevante para el tomador de decisiones. 3.
  • Asigne pesos a los criterios: Dale la prioridad correcta a los criterios seleccionados en la fase anterior, ya que no todos tendrán la misma relevancia en el proceso final de toma de decisiones. Normalmente hay un criterio favorito, y el resto puede ser considerado comparándolos y evaluándolos en relación con el criterio favorito.
  • El desarrollo de alternativas: consiste en poder obtener y presentar todas las alternativas factibles que podrían resolver con éxito el problema.
  • El análisis de las alternativas: el tomador de decisiones de la compañía debe estudiar cuidadosamente las alternativas que se han propuesto. Las fortalezas y debilidades de cada criterio deben quedarse claras cuando se comparan con los criterios seleccionados y clasificados en la segunda y tercera fase. Si es cierto que algunas evaluaciones pueden abordar la objeción, debe estar claro que la mayoría de ellas son subjetivas debido a su valor de juicio de valor.
  • La selección de una alternativa: una vez que se han establecido y presentado todas las alternativas, y una vez que han sido evaluadas por la toma de decisiones de acuerdo con los criterios establecidos y prioritarios, es hora de elegir una sola alternativa: la mejor de las alternativas presentadas Según el procedimiento establecido.
  • La implementación de la alternativa: una vez que se ha completado el proceso de selección de la decisión a tomar, la implementación de la alternativa también es vital. El primer paso para implementar la decisión es comunicarla a las personas en cuestión y hacer que se comprometan. Esto es más fácil de obtener si las personas responsables de la implementación de una decisión están involucradas en el proceso. Estas decisiones se llevan a cabo a través de una planificación efectiva, organización y gestión.
  • Evalúe la efectividad de la decisión: finalmente, el resultado obtenido después de la decisión tomada y la solución adoptada debe evaluarse y si el problema ha sido correcto. Si esto persiste, será necesario examinar cuál de las fases anteriores estaba mal y tendrá que tomar una nueva decisión sobre la decisión inicial: ya sea descartarla por completo o recuperarla de manera diferente a una de las fases anteriores.
  • Objetivo y subjetivo: cuando los eventos no se pueden expresar objetivamente y no hay modelos formales para su estudio, deben ser informales y basados ​​en la subjetividad y la intuición.
  • Analítico y simulación: los analíticos se utilizan para obtener soluciones y deben resolverse, y la simulación son representaciones simplificadas de la realidad para estudiar los efectos de las diferentes alternativas.
  • Estático y dinámico: los estáticos no usan la variable de tiempo, mientras que en las dinámicas es un parámetro fundamental.
  • Determinista y probabilístico: en los deterministas, todos los datos se conocen con certeza. De lo contrario, es un modelo probabilístico, aleatorio o estocástico.
  • ¿Cuáles son las fases principales en el proceso de la toma de decisiones?

    Como líder, su siguiente mejor acción se basa en tomar una decisión sobre cuál será esa acción. ¿Cómo llegas a esa decisión?

    He estado leyendo la práctica de la gestión de Peter Drucker; En él, Drucker dedica un capítulo a la toma de decisiones. Sus pensamientos sobre el tema son interesantes, y afirma que los gerentes típicamente, y erróneamente, se centran en encontrar la respuesta correcta durante el proceso de toma de decisiones en lugar de encontrar la pregunta correcta. Más allá de eso, señala que la parte más difícil, pero crítica, del proceso es poner en acción lo que se decidió. Eso suena como obvio, pero he visto a las personas pasar horas, días o semana tratando de tomar una decisión solo para que ese resultado no llegue a ninguna parte.

    Describe cinco pasos que comprenden el proceso de toma de decisiones:

    • Define el problema
    • Analizar el problema
    • Desarrollar soluciones alternativas
    • Decide la mejor solución
    • Convertir la decisión en acción efectiva

    Me gusta que en realidad haga de la acción un paso formal en el proceso.

    1. Defina el problema El paso uno en esta fase es encontrar el problema real y definirlo. Encuentra la pregunta correcta. Obviamente, si no sabes el problema, no puedes encontrar una solución. Pero a menudo sucede que las personas se centran en los síntomas, no en el verdadero problema. Esta es una fase crítica en el proceso. Pase tiempo asegurándose de definir claramente el problema. Drucker aconseja evitar el diagnóstico sintomático y centrarse en encontrar el factor crítico, es decir, el elemento en la situación que debe cambiarse antes de que cualquier otra cosa pueda cambiarse, moverse, actuar sobre. Esto me recuerda a hacer un análisis de causa raíz para llegar al corazón del asunto.

    Artículos Relacionados:

    Más posts relacionados:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *