¿Qué son los emprendedores y cómo se pueden beneficiar de ellos?

La semana pasada en uno de nuestros afkar.me, nuestra iniciativa de incubación/aceleración para el mercado MENA, nuestro miembro del equipo más joven hizo una declaración bastante interesante cuando estábamos discutiendo nuestra propuesta de valor para ‘treps: “Bueno, sabes que no soy Un emprendedor, así que puedo tratar de pensar como uno «.

  • Un emprendedor es un titular. Un empresario es un iniciador, un retador y un conductor. Alguien que crea algo nuevo, una iniciativa, un negocio o una empresa. Él o ella es el comienzo (y a veces el final) de una empresa, proyecto o actividad. El emprendedor podría no ser el ideator, pero definitivamente es el que decide hacer realidad esa idea.
  • Un emprendedor es el conductor. El emprendedor es la persona a cargo, el líder y la persona a la que busca el liderazgo. Él o ella es el que empuja hacia adelante e inspira a un equipo a seguir. El emprendedor es el que se encuentra en el asiento del conductor y tiene la capacidad de cambiar de dirección, acelerar, reducir la velocidad o incluso detener una aventura.
  • Un emprendedor es responsable y responsable. El emprendedor es el último responsable del destino de su empresa, que puede ser una empresa, un proyecto o cualquier otro esfuerzo. El emprendedor es el que tiene las apuestas más altas en la empresa, por lo tanto, la que necesita estar facultada para dirigir completamente el esfuerzo.

Ser emprendedor no está directamente relacionado con tener una participación de capital en una empresa, sino que muestra los puntos relacionados con el liderazgo. ¿Por qué tendemos a asociar el emprendimiento con la propiedad de capital (como valor), en lugar de entenderlo como el que tiene las apuestas más altas en un esfuerzo, que a veces se traduce en emprendimiento?

Tendemos a asociar el emprendimiento con beneficios financieros y riesgos directos, sino no solo cuando el empresario tiene capital en la empresa, él o ella está expuesto a las ventajas y recesiones financieras. Las empresas corporativas y el emprendimiento corporativo permiten que los «empresarios corporativos» se beneficien de las ventajas de sus proyectos sin tener participaciones de capital.

La cultura corporativa tradicional tiende a ignorar el enfoque empresarial. Sin embargo, con la proliferación de nuevas nuevas empresas e innovaciones disruptivas, las corporaciones se han visto obligadas a adoptar el enfoque empresarial para manejar y operar sus negocios. Un enfoque empresarial no solo es más ágil y dinámico, sino que también da como resultado una operación más delgada. Al proporcionar un fuerte nivel de empoderamiento del personal, usted crea un fuerte sentido de propiedad, lo que resulta en mejores resultados para cualquier esfuerzo.

¿Qué es ser un emprendedores?

Christopher Golis, autor de Enterprise and Venture Capital (2009), identificó los siguientes rasgos comunes de empresarios:

  • un alto nivel de energía
  • Enfoque comercial (por ejemplo, entienden y están interesados ​​en el dinero y cómo hacerlo)
  • disfrute de los desafíos y una actitud creativa hacia la superación de obstáculos.

Al iniciar un negocio para comercializar una idea, está entrando en el mundo del emprendimiento y las pequeñas empresas. En esta fase previa a la inicio, debe decidir si este es el negocio y el estilo de vida para usted.

Un empresario es una persona que convierte una oportunidad en un concepto viable y comercializable. Aplican su tiempo, dinero, habilidades y esfuerzo al proceso de llevar su producto o servicio al mercado.

Los empresarios vienen en todas las edades y desde diversos orígenes: todo tipo de personas pueden aprender a iniciar un negocio.

Los empresarios son hacedores y pensadores: les gusta la acción, pero también son muy metódicos.

La motivación determina el nivel de esfuerzo que usted y otros realizarán para lograr el objetivo de comercializar una idea. Se preocupa por lo difícil que una persona está dispuesta a intentarlo. Es importante destacar que la motivación se trata de la calidad y la cantidad del esfuerzo.

Muchos empresarios exitosos dicen que comenzaron un nuevo negocio o empresa porque ellos:

  • un alto nivel de energía
  • Enfoque comercial (por ejemplo, entienden y están interesados ​​en el dinero y cómo hacerlo)
  • disfrute de los desafíos y una actitud creativa hacia la superación de obstáculos.
  • sintió que estaban bloqueados para lograr grandes cosas en la compañía para la que trabajaban
  • tenía una experiencia personal en querer un producto o servicio para ayudarse a sí mismos o a su familia, pero no estaba disponible, por lo que lo desarrollaron
  • ¿Qué es un emprendedor en la actualidad?

    La experiencia de emprendimiento ha cambiado drásticamente en las últimas dos décadas. Las redes sociales y otras innovaciones tecnológicas han hecho que la esfera de inicio sea más fácil de ingresar que nunca, pero encontrar el éxito requiere tanto trabajo duro y dedicación como siempre.

    En este artículo, discutiremos las muchas formas en que la tecnología moderna ha cambiado el juego para las nuevas empresas y lo que significa ser emprendedor en el panorama comercial actual. ¡Vamos a profundizar en!

    De las muchas formas en que el emprendimiento ha evolucionado a lo largo de los años, hay tres aspectos principales que quiero discutir. Las siguientes características del emprendimiento siempre han sido esenciales, pero se han amplificado significativamente en la era moderna.

    El espíritu empresarial siempre ha sido un gran riesgo: no hay nada «seguro» en renunciar a un trabajo estable para comenzar su propio negocio. Pero en muchos sentidos, el emprendimiento de hoy es aún más una apuesta que nunca, simplemente porque el mundo de los negocios se mueve mucho más rápido de lo que solía hacerlo.

    También vale la pena señalar que el número de empresas estadounidenses que tienen menos de un año ha disminuido en casi un 50% en los últimos 40 años, una disminución que ha afectado a casi todas las industrias, incluso las nuevas empresas de tecnología.

    Esta disminución puede explicarse parcialmente por el hecho de que los millennials son mucho más reacios al riesgo que sus predecesores de Boomer. Por alguna razón, los jóvenes de hoy son generalmente bastante cautelosos y tienden a temer el fracaso más que las generaciones anteriores.

    ¿Qué debo hacer para ser un emprendedor?

    ¿Cuáles son los pasos para convertirse en emprendedor? Hay muchos caminos diferentes que puedes tomar. Por ejemplo, el propietario de una compañía de entrega no tomaría exactamente el mismo camino que un decorador de interiores. Pero hay algunos pasos similares que todos los empresarios deben tomar.

    En general, estos son los pasos a tomar para convertirse en emprendedor:

    • Paso 1: Encuentre su industria o nicho
    • Paso 2: Investigue su mercado
    • Paso 3: educar a sí mismo
    • Paso 4: Construya su negocio lentamente

    El primer paso más importante es encontrar su nicho o habilidad rentable específica. Muchas personas quieren convertirse en emprendedores, pero no saben en qué industria involucrarse.

    La mayoría de las veces, su nicho será algo en lo que haya trabajado durante años. Si ha sido carpintero para una empresa de construcción local, la remodelación y la restauración del hogar pueden ser su área. Si ha trabajado en un restaurante durante muchos años, lo más probable es que comprenda cómo administrar un negocio de servicios de alimentos. Su experiencia actual es un excelente lugar para comenzar a buscar su vocación.

    También ayudará si amas tu nicho. Para tener años de éxito, tienes que amar lo que haces. Eventualmente, el dinero puede no ser un motivador lo suficientemente grande como para mantenerlo trabajando sesenta a setenta horas a la semana para mantener un negocio. Necesitará más que dinero para mantenerlo motivado, necesitará un propósito.

    Los empresarios deben investigar el mercado disponible, analizando el área para la demanda y la necesidad.

    ¿Qué es un emprendedor y cuáles son sus características?

    Adam Smith (1776) considera al emprendedor como un capitalista propietario que suministra capital y trabaja como gerente que interviene entre el trabajo y el consumidor.

    Francis A. Walker (1870) llama a los empresarios como ingenieros del progreso y los principales agentes de producción.

    F. H. Knight (1921) propones que los empresarios son un grupo especializado de personas que tienen riesgos y se ocupan de la incertidumbre.

    J-A. Mill (1848) aboga por usar la palabra emprendedor en el sentido de un organizador que se le paga por su tipo de trabajo no manual.

    J.B. Say (1824) define a un emprendedor como «un agente económico que reúne factores de producción, ver el precio del producto de tal manera que garantice el costo y las ganancias, vuelva a acumular capital y posee conocimiento administrativo y productivo».

    La definición enfatiza las actividades económicas de un emprendedor.

    Este concepto también es apoyado por Hagen Se Robinson (1942). El énfasis en las contribuciones y características socioeconómicas de los empresarios.

    La innovación aquí se concibe como la introducción de un nuevo producto o una nueva utilidad del antiguo producto, el nuevo mercado, los nuevos métodos de producción, una nueva fuente de materias primas y una nueva organización.

    Herberton G. Evans (I957) define: «El empresario es la persona o grupo de personas que tienen la tarea de determinar el tipo de negocio que se operará».

    El emprendedor de Evan solo involucra a M estableciendo la naturaleza del negocio, lo bueno para ser producido o el servicio a ser atendido y el tipo de clientes que se atenderán.

    ¿Qué es un emprendedor?

    La definición del concepto de emprendedor se puede dar a través de las lentes de la ciencia económica o a través de las lentes de la ley.

    Desde un punto de vista económico, un emprendedor es el que organiza los factores de producción (es decir, en general, capital y trabajo) para crear un producto, ya sea bueno o un servicio, destinado al mercado.
    La figura del empresario, el corazón de la economía moderna, también se caracteriza por la suposición del riesgo comercial: de hecho, en el empresario, el riesgo de no lograr suficientes ingresos al cubrir los costos de los factores de producción. Por esta razón, el emprendedor no solo es el destinatario de las ganancias de la actividad, sino que también es el propietario del poder de gestión de la empresa: es responsable de cualquier elección organizacional y la determinación de las estructuras de producción.
    Históricamente, la figura del emprendedor emerge al giro de la transacción entre el capitalismo comercial y el capitalismo industrial. Precisamente para estos fuertes lazos con el capitalismo, la distinción entre emprendedor y capitalista ha sido tarde para describirse en la ciencia económica moderna; Todavía se desconocía entre finales del siglo XVIII y el principio del siglo XIX, a los economistas del grosor de Smith y Ricardo, quienes en la figura del capitalista identificó al que posee el capital y lo usa en el proceso de producción. , para beneficiarse de ello. En este sentido, las ganancias se colocaron en correlación directa con el concepto de propiedad.

    A nivel regulatorio, el empresario es el que «ejerce profesionalmente una actividad económica organizada para producir o intercambiar bienes o servicios» (Art. 2082 del Código Civil italiano).
    Por lo tanto, a partir de esta definición es posible deducir los elementos que contribuyen a describir el concepto regulatorio del emprendedor.
    En primer lugar, se requiere que el emprendedor realice una actividad de producción de bienes o servicios, o una actividad de intermediación en la circulación de bienes o servicios. No puede definirse como un emprendedor, por lo tanto, que lleva a cabo una actividad del mero disfrute de los activos, como el que percibe un canon locativo para una buena propiedad.
    El elemento de profesionalismo en el ejercicio de estas actividades está corroborada en la no ocurrencia de la misma.
    En cuanto al requisito de la economía de la actividad realizada, se requiere que la actividad tenga la vocación para lograr, al menos, suficientes ingresos para cubrir los costos de producción, a nada al importar que, de hecho, este objetivo no se logre Por lo tanto, no podrá definirse en el emprendedor que, por ejemplo, ofrece actuaciones gratuitas para no afluentes con fines solidarios.
    Finalmente, la ley requiere que la actividad económica esté organizada: el emprendedor, por lo tanto, debe administrar y decidir las estructuras de los recursos, humanos y materiales, utilizados en la producción.
    Como veremos, estos elementos califican la figura del emprendedor y determinan, por un lado, la distinción con respecto a otras figuras profesionales (como el freelancer) y, por otro, sujeto a disposiciones legales específicas.
    Finalmente, debe recordarse que la ley distingue varios tipos de emprendedores (que se describirán brevemente a continuación) pero, al mismo tiempo, llamado «estatuto general» aplicable indiscriminadamente a todos los emprendedores, lo que incluye:

    • La disciplina de la compañía (Art. 2555 SS.
    • de los signos distintivos (artículos 2563 ss. Cod. Civ.)
    • de las obras de ingenio (artículos 2575 ss. Cod. Civ.)
    • de inventos industriales (artículos 2584 ss. Cod. Civ.)
    • de competencia y consorcios (artículos 2595 ss. Cod. Civ.), así como la competencia y el mercado.

    Debe recordarse que, independientemente de las distinciones que se analizarán, hechas por nuestro sistema, en el campo de la comunidad, vale una definición muy amplia de emprendedor (al menos con el propósito de aplicar las reglas destinadas a eliminar demoras excesivas para cumplir Las obligaciones pecuniarias en las transacciones comerciales): un emprendedor cada persona que opera una actividad económica organizada o una profesión libre es un emprendedor.

    ¿Qué es un emprendedor y ejemplos?

    El empresario es visto como el héroe moderno que, comenzando desde el garaje de la casa, logra crear un negocio y administrarlo solo.

    En realidad, el emprendedor tiene muchos roles diferentes que inicialmente deben desempeñarse, mientras que una vez que la compañía evoluciona, puede delegar a personas especializadas mientras mantendrá la visión general de lo que sucede.

    Veamos las actividades principales de un emprendedor:

    Líder, el empresario debe desarrollar una visión y una misión para la empresa y tener una idea a largo plazo sobre la evolución de la empresa. Además, debe ser responsable y motivar a las personas de la empresa, este aspecto es especialmente importante cuando está solo, ya que encontrar la motivación y la pasión para continuar serán la base de su éxito

    Planificación, basada en la visión y la misión de la empresa, el emprendedor debe desarrollar un plan claro y práctico sobre cómo la empresa tendrá que operar y desarrollar. En esta etapa se recomienda preparar un plan de negocios y comprender el modelo de negocio de la empresa

    Contabilidad, el emprendedor tendrá que mantener en orden y administrar la contabilidad para tener siempre la situación financiera de la empresa. De esta manera, podrá identificar los márgenes, reducir los costos y optimizar los procesos

    Desarrollo o servicio de productos, inicialmente el emprendedor tendrá que administrar, a menudo también realizar el desarrollo del producto o el servicio que la compañía desea crear

    Artículos Relacionados:

    Más posts relacionados:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *