Cómo crear un producto o servicio: una guía paso a paso

Los nuevos productos y servicios son el alma de todas las empresas. Invertir en su desarrollo no es un extra opcional: es crucial para el crecimiento y la rentabilidad del negocio.

Pero embarcarse en el proceso de desarrollo es arriesgado. Necesita una planificación y organización considerables.

Esta guía describirá las etapas clave en el ciclo de vida de los productos y servicios para que sepa cuándo es el momento adecuado para que su negocio inicie el proceso de desarrollo.

Explicará cómo un proceso de desarrollo planificado y gradual lo ayudará a tomar las decisiones de inversión y presupuesto más sabias. También le aconsejará la mejor manera de crear un equipo de desarrollo y administrar un proyecto.

Crecimiento: su producto o servicio se está estableciendo a sí mismo. Tiene pocos competidores, las ventas están creciendo y los márgenes de ganancias son buenos. Ahora es el momento de resolver cómo puede reducir los costos de entregar el nuevo producto.

Madurez: el crecimiento de las ventas se está desacelerando o incluso se ha detenido. Ha podido reducir los costos de producción y marketing, pero el aumento de la competencia ha reducido los precios. Ahora es probable que sea el mejor momento para invertir en un nuevo producto.

Decline: los productos o servicios nuevos y mejorados están en el mercado y la competencia es alta. La caída de las ventas y los márgenes de ganancias disminuyen. El aumento del marketing tendrá poco impacto en las ventas y no será rentable a menos que se identifiquen nuevos mercados.

Identificar dónde están los productos o servicios en su ciclo de vida es fundamental para su rentabilidad. La investigación efectiva de sus mercados y competidores lo ayudará a hacerlo. Vea nuestra guía sobre cómo comprender a sus competidores.

¿Cómo se crea un producto o servicio?

¡El tema de este mes fue enviado a través de un comentario! Gracias Ella Taguiam por sugerir que hable sobre el desarrollo de negocios e investigación de productos.

Para mí, el desarrollo de productos es siempre una de las partes más emocionantes de poseer un negocio. Me encantan las reuniones donde discutimos nuevas ideas y servicios que nuestra empresa puede crear.

Cuando se trata de oportunidades de negocios, para mí, nunca es una falta de ideas. Siempre tengo cientos de ideas para nuevos productos o servicios en los que podríamos invertir tiempo y dinero.

Al final del día, se trata de qué problemas es capaz de resolver su empresa y lo que se necesitaría para hacerlo.

Hay algunas cosas clave para mantenerse en mente cuando su negocio está sentado para discutir nuevas ideas.

A veces puede tener dificultades para encontrar un producto o un nuevo servicio para ofrecer, y ni siquiera está seguro de por dónde empezar.

La forma más fácil de encontrar inspiración es mirar lo que le falta su vida. ¿Qué es un producto que odias usar? ¿Le gustaría reconstruir completamente ese producto o simplemente llenar el vacío que falta? Solo piense en los problemas y luego imagine lo que resolvería ese punto de dolor específico.

Innumerables empresas han encontrado éxito simplemente mirando los inconvenientes o los artículos frustrantes que trataron y trabajaron para que ese problema desapareciera.

Dollar Shave Club fue creado porque alguien odiaba pagar en exceso por las navegantes por debajo del par. Amazon facilitó las compras para las personas que odiaban ir a las tiendas con envío rápido.

¿Cómo crear productos y servicios?

Si hay algo que he notado cuando trabajo con trabajadores independientes y pequeñas empresas, es que la mayoría no entiende la diferencia entre un producto y un servicio.

Para muchas personas, un producto es algo físico que puedes tocar. Un servicio es algo que haces, como el marketing en Internet. Pero, desde la perspectiva de un cliente, ese no es el caso en absoluto. En mi experiencia, el producto es «todo el espectáculo» para los clientes. Es el viaje desde donde están ahora hasta donde quieren estar en el futuro.

Para el cliente, no importa si llega allí a través de métodos tangibles o intangibles. Lo que más importa es cómo los beneficia. Para decirlo de otra manera, no se trata de lo que hace, como el marketing digital, sino de los problemas que resuelve, como el bajo tráfico del sitio web.

Muchos trabajadores independientes y pequeñas empresas están en una mentalidad de servicios. Dicen cosas como «satisfacemos todas sus necesidades de marketing» o «Ofrecemos un servicio a medida en función de sus circunstancias». Pero si bien esto puede sonar sabio y profesional, no ayuda a los clientes mucho porque no está claro sobre los beneficios. Las personas que interactúan con su negocio quieren saber cómo puede ayudarlos. La mayoría de sus clientes no tienen conceptos desarrollados en sus mentes sobre lo que hace, o incluso lo que es el marketing digital. Todo lo que saben es que necesitan ayuda y que pareces alguien que puede dársela.

Tomemos un ejemplo para que todo esto sea un poco más concreto. Supongamos, por ejemplo, usted es un vendedor digital independiente. El cliente promedio no sabe lo primero sobre el marketing digital, por lo que decir que «creará contenido», «generar publicidad nativa» o hacer todo su SEO probablemente no los ayudará en absoluto. Francamente, no lo entienden.

¿Cómo surge un producto o servicio?

¿Cuáles son los factores que contribuyen a una expectativa? ¿Son las propias necesidades del cliente, las recomendaciones de productos de otras personas, la comunicación de una empresa, o es una mezcla de todo eso? Presentamos las cuatro áreas que contribuyen a las expectativas del cliente.

Lo que viene primero es la necesidad. O, para decirlo de otra manera, una persona se da cuenta de que carece de algo. Desea resolver esto y imaginar cómo una solución potencial e ideal podría buscarlo. Con sus ofertas, las empresas satisfacen las necesidades (o los síntomas de deficiencia) de las personas. A veces, también pueden generar algunas necesidades con innovación.

Mientras tanto, y aunque una persona está en el curso de satisfacer sus necesidades, se encuentra con una serie de soluciones: innumerables compañías están tambaleándose en el mercado, ofreciendo sus soluciones para satisfacer una demanda específica.
Tomemos a Ralf como un cliente hipotético que necesita hacer que su sala de estar sea un poco más atmosférica. Una lámpara de pie está destinada a remediar la falta de atmósfera. Tiene la opción de optar, ¿qué lámpara de lámpara debería elegir?

Cada compañía que ofrece un producto adecuado para satisfacer las necesidades del cliente le promete algo. Sus expectativas y/o su catálogo de requisitos para la calidad del producto y los servicios asociados se expanden con cada una de estas promesas.

En su viaje por el mundo del suministro, Ralf observa por primera vez a las compañías respectivas y las recuerda como experiencias calificadas: encontró su camino en el sitio web de la Compañía A rápidamente, y los productos estaban bien descritos e ilustrados. La conversación que tuvo con el servicio al cliente fue agradable y recibió consejos competentes. Hace unos años, una vez tuvo una mala experiencia con la Compañía C. Esta observación está anclada en su catálogo interno de requisitos. No quiere volver a vivir esta experiencia. La combinación de todas las experiencias hechas de relaciones previas de los clientes junto con las observaciones actuales de las empresas forma la tercera área de expectativa del cliente.

¿Qué es la creación de un producto?

Ahora, más que nunca, el éxito de una empresa, de hecho, su supervivencia, depende de un esfuerzo firme para crear los mejores productos y llevarlos al mercado más rápido que los competidores. Volviendo más allá del enfoque tradicional en el diseño y la producción exclusivamente, el experto en desarrollo de productos Philip H. Francis ofrece a los gerentes superiores los métodos y herramientas para orquestar toda la empresa para crear un legado de excelencia de productos. Por primera vez, Francis presenta una visión holística de la creación de productos, no solo los elementos centrales de la ingeniería y el diseño industrial, sino también la interfaz del diseño con la fabricación, los compromisos de voz y calidad del cliente, y las funciones esenciales de la gestión de tecnología y el liderazgo.

Desde su punto de vista único como ex profesor e investigador, así como director de tecnología y director de tecnología de fabricación avanzada, Francis presenta las nueve funciones comerciales clave del desarrollo de nuevos productos (NPD): estrategia de fabricación, sistemas de TI, temas de liderazgo y cultura, satisfacción del cliente, calidad, operaciones y medición, propiedad intelectual, gestión de la investigación y el desarrollo, y la tecnología. En prosa inmensamente legible, Francis dedica un capítulo a cada función, explicando cómo los gerentes pueden implementar y administrar cada una de estas nueve funciones NPD. Francis enriquece sus argumentos con ejemplos del mundo real de triunfos y fallas en una variedad de industrias, desde productos de consumo como muebles hasta productos comerciales como el software de redes. Ofrece sugerencias y estrategias prácticas para cada etapa del proceso de desarrollo de productos, incluidas secciones de «ideas para la acción» que contienen preguntas asesinas que pueden eliminar un producto en cualquier etapa. Secciones especiales del libro elaboran los pasos a seguir durante los procesos clave de NPD.

Escrito para aquellos capacitados en tecnología, así como a los gerentes industriales orientados a las empresas, la creación de productos será una lectura oportuna y necesaria para los CEO, ingenieros, diseñadores, gerentes de marketing, oficiales de TI, así como cualquier persona interesada en el desarrollo de productos de la concepción hasta el mercado.

1.1: por qué más productos nuevos, producidos mejor y más rápido, son importantes

¿Qué es la creacion de un producto?

Todo es elegante y basura comenzar una nueva startup que tiene un producto único que sirve una solución a uno o más problemas para alguien dispuesto a pagar por él. Pero, ¿dónde exactamente buscar ideas o incluso problemas existentes que puede resolver? Voy a crear esta serie de artículos en los que voy a hablar sobre las herramientas que utilizo como diseñador de productos para obtener inspiración, prototipos de nuevas soluciones y crear productos de mercado de consumo en los que pueda lanzar y monetizar con ganancias o convertirlo en un negocio.

En este artículo, voy a hablar sobre todas las etapas de construcción de productos. Lo que se necesita para crear una idea creativa de resolución de problemas y luego convertir esa idea en un producto. Más que información, esta serie resumirá mi propia experiencia en la industria de desarrollo y diseño de productos. Los hacks que solía hacer las cosas se hicieron más rápido, aspectos técnicos, presupuestar y cada habilidad que se necesitan para convertir su próxima idea en realidad. Entonces, si estás tan emocionado como estoy, ¡vamos a sumergirnos!

  • Idea: lo importante que debe tener es la idea, o al menos una visión para resolver algo creativo. No tiene que ser único, solo tiene que ser viable. Lo llamamos MVP (producto mínimo viable). Recuerde, no puede estar por todas partes con este. No puede tener muchas soluciones para un problema o muchos problemas y muchas solución en su MVP. Concéntrese en una solución de problema uno.
  • Planificación: lo siguiente es planificar los entresijos sobre su proceso de construcción. Comience a hacerse preguntas y comience a escribir sus pensamientos. ¿Es un producto digital o físico? ¿Con qué mercado se relacionaría? ¿Cuánto vale? ¿Cuánto puede pagar la gente por ello? ¿Cómo lo fabricarás? ¿Sería factible? ¿Se puede improvisar en algún producto existente o tendría que comenzar desde cero?
  • Diseño: esta es la etapa en la que comienzas a dibujar tu producto y lo ves visualmente por primera vez. El diseño podría incluir bocetos, modelos 3D, estructuras de arcilla o plantillas, maquetas y marcos si es digital.
  • Prueba de concepto: este es el primer prototipo de trabajo mínimo que realiza. Si se trata de un producto tangible, se asegura de que el proceso que reclama el producto funciona. Funciona lo suficiente para que pueda probar que la idea funciona. Para los activos digitales, podría ser un borrador de un libro para tener una sensación, primer programa de software o una maqueta de sitios web.
  • Prototipo: llevarlo al siguiente nivel, crear una creación de prototipos es donde se asegura de que no solo funcione su producto, sino que también presenta todas las cosas adicionales que pretende hacer con él sin afectar la solución original. Haga pocos prototipos, cada uno más cerca del producto terminado.
  • Diseño industrial: esto solo se aplica para productos tangibles si van a ser fabricados. Debe crear la planificación y el diseño industrial para descubrir cómo se harían exactamente sus herramientas de producto, cómo se fabricaría de la manera más rentable y rápida.
  • Pruebas: este proceso va al bucle. Una vez que obtenga el producto terminado, lo pruebe a través de diferentes entornos y la configuración para asegurarse de que sea duradero, tangible y lo suficientemente confiable para el mercado de consumo. Para productos digitales, significa continuar con las pruebas de errores, eliminar errores y corregir errores de diseño.
  • Licencias: todas las licencias que se requerirían para comenzar a vender y obtener ganancias de su producto llegan a esta etapa. Hablaré sobre la licencia en detalles en su artículo apropiado.
  • Envío y marketing: Me gusta que estas dos cosas se junten porque no solo se compromete a enviar (entregar) un producto al mercado, también se asegura de que su mercado lo vea. Para hacerlo, debe continuar tomando notas sobre el marketing, el comportamiento de la audiencia y la optimización de su estrategia publicitaria para las ventas de salida máximas.

Esta es una idea general sobre el desarrollo de productos. En el transcurso de los próximos meses, compartiré las curvas de aprendizaje, mis errores y mis hacks para crear productos más rápido y entregarlo a su audiencia deseada.

¿Cómo crear un nuevo producto?

Asesoramiento N ° 2: No esté demasiado disponible para las intenciones de compra de los estudios de mercado.

A veces lanzamos una encuesta a sus clientes, su base de prospectos… y tenemos una gran cantidad de personas interesadas en su producto.

Sin embargo, una vez que se lanza el producto, las ventas pueden ser decepcionantes…

  • A los encuestados les puede gustar un concepto, pero no comprarlo, la necesidad no es urgente
  • El precio puede ser demasiado alto
  • La forma de presentar el producto no suficientemente gratificante
  • El encuestado dice «sí», pidiendo ver o simplemente diciendo «por qué no», sin la intención de la compra

Idealmente, es necesario ofrecer un sistema de pedidos anticipados para tener comandos firmes antes de comenzar.

De lo contrario, puede usar una prueba de publicidad a través de anuncios de Facebook, sitios de crowdfunding… como se explica en este artículo.

Este consejo vale en ambas direcciones: debe saber cómo escuchar los estudios de mercado y, a veces,, por el contrario, confíe en su instinto (ejemplo: Sony con su Walkman que tenía muy malas marcas en la investigación de mercado).

Asesoramiento N ° 3: una publicidad o comunicación inadecuada puede dañar su producto.

Este es el primer anuncio que posicionará su producto a los ojos de sus clientes.

Por lo tanto, es esencial tratar esta primera vez (solo hacemos una primera buena impresión una vez).

Artículos Relacionados:

Más posts relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *